Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

No se quiebra, no se parte ni se raja, ni siquiera si se caen objetos pesados sobre ella: la pintura epoxi es extremadamente resistente a los impactos.


Al secarse se endurece y da como resultado una superficie perdurable, segura y no resbaladiza; perfecta para cubrir y proteger las máquinas.